Viajar a la selva amazónica es reencontrarse con uno mismo, es sentir el palpitar de la naturaleza, es respirar aire puro.

No importa la época, siempre es un buen momento para visitar la selva. Y Leticia, la ciudad colombiana, es un excelente punto de partida, ya que ofrece todas las comodidades que el ecoturista requiere, y cuenta con varios sitios de interés turístico y cultural. Mi viaje por el Amazonas inició en enero de 2017, “época de lluvias”. Una ventaja: el sol no es tan fuerte y esas lluvias torrenciales de medio día refrescan el ambiente y luego vuelve a brillar el sol. Una desventaja: los mosquitos se alborotan y hacen un poco molesto las caminatas en medio de la selva. ¡Hay cientos de ellos!

La cuenca del Amazonas abarca nueve países de Sudamérica: Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Guayana Francesa, y Surinam.

Leticia, está justo en el corazón de la Amazonía, a orillas del río Amazonas, ¡el más caudaloso del mundo!. Esta ciudad alberga una rica mezcla de pueblos y culturas que han dado forma a una sociedad trinacional y multiétnica. Aquí la agricultura, la explotación forestal, la pesca y el turismo son las actividades económicas de mayor importancia.

Medio de transporte en el Amazonas.

¿Qué puedo hacer en la Selva?

Las opciones son bastantes y dependerá de tus gustos y tu estado físico. Estas son sólo algunas de las actividades que yo hice, y me faltaron muchas más, así que te invito a descubrir otras por tí mismo 😉

  1. Pesca deportiva de pirañas
Foto tomada por Edinho Bautista Florez – Guía de turismo en el Amazonas en la Reserva Natural Zacambú por el Rio Yavarí en el lado de Perú.

2. Escalar un árbol y hacer tirolina

Escalada de árboles con plataformas a 35m de altura. Reserva Natural Agape, Agencia Selvaventura

3. Kayak por las vertientes del Amazonas

Foto tomada por Edinho Bautista Florez – Guía de turismo en el Amazonas.

4. Almorzar en una maloca con nativos

Y escuchar las enseñanzas de uno de los abuelos indígenas.

5. Nadar en un lago habitado por delfines y pirañas.

Lago Tarapoto, cerca del Municipio Puerto Nariño.

6. Disfrutar de la naturaleza al 100%. Ya sea pasando una noche en una cabaña en la selva o en una reserva natural o en el hostal “Alto del Águila” en Puerto Nariño. ¡Recomendado!

Hostal Alto del Águila – Puerto Nariño

7. Visitar a los artesanos de las aldeas

Esta es la raíz de un árbol llamado “Palo sangre”, trabajada por los aldeanos para elaborar hermosas piezas de artesanía. Comunidad 20 de julio, Puerto Nariño.

8. Visitar el museo etnográfico de Leticia

Biblioteca y Museo Etnográfico – Aquí encuentras una gran colección de artefactos de los indígenas, instrumentos musicales, textiles, herramientas, armas, máscaras ceremoniales y un poco de la historia.

9. Observar el atardecer y los cientos de loritos que llegan al parque central de Leticia.

10. Adentrarse en la selva. ¡Pero sólo con guía!

Caminata por la selva rumbo a la Maloca. Agencia de turismo: Amazonas Extremo

11. Y por último,

Si deseas continuar tu viaje a Perú o a Brasil tienes la opción de hacerlo cruzando el Amazonas. ¡Una aventura inolvidable!

Lancha rápida – 12h – 80USD (o si no te importa el tiempo, puedes tomar un barco de carga, tarda de 3 a 4 días y te cuesta aproximadamente 20USD).

Información general y recomendaciones:

  • La única manera de llegar es en avión o vía marítima. Te recomiendo la aerolínea Vivacolombia, ofrece muy buenas tarifas.
  • En el centro de la ciudad, hay varias agencias y casi todas ofrecen los mismos planes. Será fácil escoger. Yo hice un par de actividades con Selvaaventura y Amazonas Extremo.
  • No olvides llevar: bloqueador, repelente de mosquitos, sombrilla o poncho (aunque créeme mojarse bajo la lluvia, ¡es delicioso!), ropa manga larga de tonos claros, zapatos para caminata, sandalias, vestido de baño, bolsa plástica para los utensilios electrónicos.
  • Realizar los tures con agencias es una buena opción, si te quieres adentrar en la selva, de lo contrario intenta ir por tí mismo a otros lugares. Así tendrás más disponibilidad de tiempo y podrás interactuar mejor con los locales y apoyarlos directamente.
  • No te preocupes de llevar botas pantaneras, en las agencias te prestarán.
  • Leticia y sus alrededores son un lugar seguro para viajar.  En mi viaje no me sentí ni un solo momento en peligro.
  • Si deseas saber algo más específico, no dudes en escribirme.

¡No dejes de ir, será el viaje de tu vida!

Anuncios